Creía que lo hacía todo bien y ese era el problema. El otro era no avanzar porque no hay camino si no hay meta. Y yo no tenía una meta. Aún a riesgo de que parezca que intento ir de hipster, comienzo el artículo con…