Un e-commerce siempre es un negocio difícil, hay muchas variables a tener en cuenta y, en ocasiones, tratando de optimizar el sitio se consigue justo lo contrario. A fin de cuentas el negocio se dirige a los usuarios y potenciales clientes, por tanto ¿por qué no dejar que ellos aporten información útil sobre como mejorar y optimizar la tienda? De una primera aproximación se me ocurren cinco aspectos en los que nos podemos apoyar en crowdsoucing para mejorar un e-commerce.

1- Categorización de productos: Es crítico organizar los menús adecuadamente para que los clientes encuentren lo que buscan, especialmente cuando van a añadir varias referencias al carro. Esta es una tarea siempre complicada y no basta con aplicar una lógica aplastante, aún así puede que los clientes se pierdan en los menús. Una buena solución es buscar una colaboración masiva para encontrar patrones comunmente aceptados y organizar de dicha manera los menús de la tienda. Se puede optar tanto por dar una lista cerrada de categorías o subcategorías o dejarlo a respuestas abiertas de la multitud, lo cual nos puede dar una primera aproximación de la psicología del comprador.

2- Precio: Cuando se sacan al mercado productos muy novedosos o difícilmente comparables con otros que hay en el mercado puede resultar un problema determinar el precio. Existe el riesgo tanto de fijar un precio muy elevado, que desincentive la compra, como uno más bajo de lo que en realidad la mayoría está dispuesto a pagar. Internet facilita hacer un estudio de mercado con un volumen de participación enorme. Si conseguimos una participación realmente elevada y significativa estadísticamente podemos incluso tratar de intuir la elasticidad-precio del producto, lo cual ayudará a determinar cual es nuestro precio óptimo, de cara a conseguir la mayor rentabilidad posible,.

3- Usabilidad: Los test en remoto no ofrecen el mismo control que los test en laboratorio, sin embargo nos permiten tener una muestra mucho mayor y, además, dispersada geográficamente.

4- Logo: Si el e-commerce tiene una importante masa de clientes puede pedir la colaboración de los mismos para el diseño del logo. En caso contrario, o si se desea hacer de una manera externa, hay varias web que permiten generar concursos para el diseño de nuevas imágenes corporativas, desde logos hasta otros aspectos de la creatividad. Esto último es más económico que contratar una agencia para algo tan puntual y además permite elegir entre varias propuestas a posteriori.

5- Financiación: En caso de problemas para obtener recursos para la puesta en marcha del negocio, o para el desarrollo posterior de secciones o utilidades concretas el crowdfunding aporta otra posibilidad de obtener financiación.

En todo caso, como dice el dicho, no pongas todos tus huevos en la misma cesta. No pretendo defender el crowdsourcing como la solución única y definitiva, pero sí al menos como un posible apoyo para los problemas y situaciones a resolver en un e-commerce.

¿Qué opináis? ¿Confiaríais en el crowdsourcing en los casos mencionados?

¿Qué opinas?

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies de Google Analytics con el único objetivo de obtener datos estadísticos sobre la navegación de los usuarios. Puede ampliar información sobre las cookies, su uso en este sitio y el modo de desactivarlas pinchando en este enlace

ACEPTAR