Last.fm siempre ha sido uno de mis servicios musicales favoritos, aunque la llegada de Spotify y la conversión a modelo de pago de su radio hicieron que lo use en menor medida.Last.fm es un red social de música. Tiene varias utilidades principales: una radio en streaming, un recomendador musical, una enciclopedia de grupos y estilos musicales y una sección de eventos. Utilidades todas ellas que funcionan muy bien, sobre todo la radio, que me parece algo excepcional y a años luz de la que ofrece Spotify. Y si funciona tan bien es gracias a los usuarios de last.fm, que son los que realmente construyen dicha red social.
El elemento diferencial de last.fm es su capacidad para establecer afinidades musicales. Last.fm es capaz, por ejemplo, de generarte una emisora de radio on-line en la que solo se te reproduzcan canciones que no conoces y que probablemente te gusten. Del mismo modo que es capaz de ofrecerte un listado de recomendaciones musicales, de grupos que no has escuchado y que es posible que te gusten. Algo que doy fé de que funciona muy bien.Los perfiles musicales de cada usuario se construyen mediante scrobbling, es decir, cada vez que un usuario escucha una canción dicha información se almacena en la base de datos de last.fm. Dicha base de datos sirve, mediante un algoritmo, para calcular las afinidades musicales. Si la mayoría de personas que escuchan Muse también escuchan Radiohead, entonces last.fm entenderá que son grupos muy afines, y en base a esto, entre otras cosas, last.fm podrá ofrecerte recomendaciones, sugiriéndote grupos afines a los que escuchas y que, según la base de datos de last.fm, tú nunca has escuchado.

Last.fm te ofrece además un listado de “vecinos musicales”, usuarios que escucha la misma música que tu, para que puedas explorar su biblioteca de reproducción, ya que cada perfil de usuario muestra información de los grupos y canciones que más escucha.

Entre las radios que puedes elegir está una radio con temas de tus “vecinos musicales”, con temas de tu biblioteca, con recomendaciones musicales o con grupos afines a un grupo concreto. Insisto que tanto la radio como las recomendaciones funcionan muy bien, y lo hacen gracias a los propios usuarios que disfrutan de last.fm.

Son los usuarios también los que completan la enciclopedia musical, al estilo Wikipedia pero menos desarrollado, y los que crean el listado de eventos, formado por conciertos y festivales. Gracias a que last.fm conoce lo que escuchas y conoce tu ubicación, puede ofrecerte un listado de eventos en el que se incluyan únicamente aquellos que pueden interesarte.

En definitiva, un gran servicio que funciona gracias a que se retroalimenta de los propios usuarios mientras disfrutan del servicio, sin ningún tipo de esfuerzo para los usuarios.

¿Qué opinas?

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies de Google Analytics con el único objetivo de obtener datos estadísticos sobre la navegación de los usuarios. Puede ampliar información sobre las cookies, su uso en este sitio y el modo de desactivarlas pinchando en este enlace

ACEPTAR