Hoy he recibido un e-mail de Atrápalo que me ha llamado la atención. Lo primero que he de decir es que entre los más de treinta e-mails que tenía al abrir el correo ha conseguido captar mi atención con el siguiente remitente y asunto, hasta el punto de que ha sido el primer correo que he abierto.

De: Atrapalo Triste :(

Asunto: Te echo de menos…

A pesar de que el remitente sea lo más importante para el ratio de apertura de un e-mail, creo que lo que me ha llamado la atención es ese asunto tan coloquial que se camufla como si de un e-mail personal se tratara y hace que no salten las alertas anti-e-mail comercial. El remitente mostrando a un Atrápalo deprimido es lo que ha rematado mi curiosidad, otorgando mi click, a pesar de que era intuible el tipo de e-mail recibido.

Se trata de una campaña para captar ususarios inactivos, desconozco si basándose en los ratios de apertura de sus últimos e-mails, en la nula actividad como logueado en su web en los últimos meses o en ambas cosas.

La creatividad del e-mail sigue con ese tono informal, con una tipografía de escritura manual y con el claim “¡Vuelve conmigo!”, acompañado del texto de menor tamaño “Ya no vienes a verme, no coges mis llamadas y tampoco respondes mis emails. Nos queda tanto por disfrutar”, acompañado de tres corazones para rematar ese tono de relación sentimental rota. Completan el e-mail con 4 fotos a la derecha de diferentes tipos de momentazos en vacaciones en los que prácticamente cualquiera puede sentirse identificado, al menos con alguno de ellos.

La creatividad del e-mail es clickable en cualquier parte, y lo hagas donde lo hagas dirige a la misma URL, a pesar de tener un botón a modo de call to action con el texto “Sí, quiero volver contigo”. La URL a la que dirige me parece todo un acierto, ya que es donde se encuentran todas las ofertas de última hora, sin duda el lugar donde se encuentran las ofertas más golosas y que además cuenta con un detalle que le añade mucha efectividad que es que junto con cada oferta se incluye un contador de tiempo en movimiento (segundero includo) de lo que falta para que se agote la oferta.

Por ponerle un fallo, si en vez de pinchar en cualquiera de esas ofertas pincho en el logo para dirigirme a la Home, una vez allí no me deja interactuar con ningún elemento hasta que responda a una solicitud que aparece en un cuadro, algo que no es tan intiutivo como debería y que puede crear un momento de confusión (como me ha pasado) de no entender por qué no puedo interactuar con la web. Además esa solicitud te pide que o bien introduzcas un e-mail para recibir la newsletter o bien marques que ya la recibo. Dado que vengo de un e-mail es obvio que ya la recibo. Pero bueno, al margen de esto, que es opinable, chapó por la campaña de Atrápalo.

Todo esto me ha recordado un interesantísimo post que he leido esta mañana, en el blog de la Dlopper (una herramienta de e-mail marketing) sobre los “suscriptores zombie”, que en definitiva son esos suscriptores inactivos por diferentes cuestiones y que si su número es muy elevado pueden acabar generando un amago de suicido en la persona encargada de optimizar las campañas de e-mail marketing. El post se titula ¿Existen los suscriptores no deseados en Email Marketing?. Lectura muy recomendada ya que además pone ejemplos de errores a la hora de captar registros así como posibles soluciones.

Y a vosotros ¿Qué os parece la campaña de Atrápalo? ¿Habéis recibido últimamente algún otro e-mail de recuperación de suscriptores que os parezca interesante?