En las próximas líneas voy a tratar de mostrar con detalle todos aquellos elementos importantes de cara a conseguir una buena optimización SEO, atendiendo a lo que se denomina SEO On-page, es decir, los factores de nuestra propia página. A modo de índice, los aspectos que se tratarán son los siguientes:

Títulos de páginaOptimizacion SEO on-page
Rastreabilidad de la página
Palabras clave en el contenido
URL’s
URL canónica
Domino preferido
ALT de las imágenes
Meta Description
Links internos
Links hacia sites externos
Encabezados
Botones Sociales
Rastro de migas de pan
Adaptación a multidispositivo
Robots.txt
Consideraciones finales

 

Títulos de Página

Los título de página, añadidos habitualmente mediante la etiqueta <tittle>, son importante desde el punto de vista SEO por dos motivos:

  1. Es uno de los elementos más importantes que utiliza Google para entender con qué términos está relacionado una URL concreta
  2. Es también utilizado en los snippets, que son el fragmento que muestra Google en el buscador. De tal modo que el título de página será también un reclamo para que la persona que está buscando algo en concreto haga click en una página. Y es que no se trata solo de aparecer en el buscador sino de posteriormente ser capaces de conseguir el click.

En línea con el segundo punto, es también el título que se mostrará cuando alguien comparte un enlace en redes sociales. Por tanto es importante trabajar este elemento desde el punto de vista SEO pero sin perder de vista que hay que orientarlo también a personas.

Algunos consejos a la hora de editar un título de página:

  • Solo podemos utilizar una etiqueta de título por página, algo que resulta obvio.
  • Es altamente recomendable que cada página dentro de nuestro site tenga un título único y diferente al resto de nuestras páginas
  • En cuanto al número de caracteres. Esto ha cambiado en los últimos tiempos. A la hora de mostrar un título en el buscador, Google ya no muestra un número máximo de caracteres determinado sino un número máximo de pixels, lo que implica que según las letras que utilicemos dispondremos de más o menos caracteres. (No ocupa lo mismo una letra “i” que una letra “m”, por ejemplo). En general, utilizando entre 55 y 60 caracteres, en la mayoría de los casos se va a mostrar en el buscador el título completo. Y es recomendable precisamente que la longitud máxima de un título sea aquella que permite que se muestre en el buscador. En cualquier caso, no deberíamos pasarnos de 70 caracteres. Con la herramienta SEOmofo podéis predecir cómo se verá en el buscador.
  • Lo ideal es incluir en el título nuestra palabra clave más importante para dicha URL, y si entra una segunda mejor que mejor. (¡Ojo con abusar! ya que puede penalizar). Además es recomendable incluir el nombre de nuestra marca o de nuestro site ( “Mi marca” o “mimarca.com”). Pero no debemos cometer el error de incluir una palabra clave que realmente no tenga ninguna relación con el contenido de dicha URL.
  • Los elementos incluidos en el título tienen más peso cuanto más al comienzo se encutran, por ello lo habitual es poner la palabra clave más importante al principio y el nombre de marca al final. Con la excepción de que tengamos mucho interés en posicionar nuestro nombre de marca, ya sea porque sea una marca poco conocida o porque el propio nombre incluya una palabra clave, por poner dos ejemplos.
  • En cuanto a los separadores de palabras, yo habitualmente uso comas o puntos entre palabras clave y el símbolo “|” para separar las palabras clave del nombre de marca. Es habitual también ver el uso del símbolo “-“. Aunque la verdad es que sobre este tema no está muy claro que es preferible.

Rastreabilidad de la página

Si el robot de Google no puede rastrear la página será imposible que la indexe y que la muestre en el buscador. Varias comprobaciones a realizar:

  1. Que el código de estado HTTP sea 200. Lo cual querrá decir que está todo en orden. La excepción es cuando se realizan redirecciones permanentes o temporales (301 y 302). Y debemos preocuparnos cuando los códigos son 404, 500 o 503, devueltos cuando el servidor web no encuetra la página o cuando hay un error de servidor. Podéis consultar los códigos de estado que existen en Wikipedia.
  2. Que la URL no esté bloqueada en el archivo robots.txt
  3. Que la URL esté incluida en el sitemap. Más información sobre cómo configurar los sitemaps en www.sitemaps.org
  4. Que la página tenga al menos un link, ya sea externo o interno. Google rastrea la web siguiendo los links por lo que si algo no está enlazado es probable que pase desapercibido para él. Se supone que su inclusión en el sitemap debería ser suficiente para que lo detecte, pero Google avisa que simplemente su inclusión en el sitemap no es suficiente para que rastree o indexe una URL.
  5. Que no estemos realizando redirecciones mediante Metra Refresh.
  6. Que no estemos utilizando elementos en el código web que no sean entedibles perfectamente por buscadores, como pueden ser los archivos en flash.

Palabras clave en el contenido

En el texto de una página debemos incluir las palabras clave que nos interesen, pero no debemos excedernos ya que podemos recibir una penalización. Varios consejos para no tener problemas:

  • Es conveniente que todas las URL’s tengan contenido, más allá de imágenes o enlaces a otras secciones. Un número mínimo debería ser 50 palabras, aunque es recomendable que sean más para tener cotenido con el que trabajar y para evitar el riesgo de contenido duplicado.
  • Sobre la densidad de palabras clave se ha escrito mucho. Por lo general se suelen manejar ratios de entre el 5% y el 15%. Mi recomendación es, sobre una base de 100 palabras, incluir las palabras clave 3 ó 4 veces. Y no tratar de posicionar más de 2 ó 3 palabras clave por URL.
  • No perdamos de vista que nos dirigimos a humanos, por lo que los textos deben quedar naturales. Primero porque Google cada vez es más listo y desconfiado. Segundo porque no debemos olvidar que esa página tiene unos objetivos que serán dífiles de cumplir con textos desagradables o extraños desde el punto de vista de los lectores.
  • Ojo con “esconder” palabras clave. Es decir, ponerlas en un color que un humano no pueda leer (que se confunda con el fondo) pero que sí sea leible por el roboto de un buscador, ya que éste cual Neo de Matrix solo lee código. Está muy penalizado mostrar contenido diferente a personas y robots con el objetivo de mejorar el posicionamiento
  • Podemos darle más peso a dichas palabras clave márcándolas en negrita o en cursiva.
  • Cuanto más próximo están las palabras clave al comienzo del contenido, más peso le estamos dando.

URL’s

Sobre las URL’s debemos hacer varias consideraciones:

  • Que sea descriptiva, es decir, mediante palabras y (¿cómo no?) que incluya una palabra clave. Es preferible una URL del tipo www.mitienda.com/pala-de-padel-dunlop-titan.html que www.mitienda.com/prod176573-37.html.
  • No uses caracteres extraños. Limítate a letras, números y los símbolos “-“, “_”, “+” o “!”, además de los propios de los parámetros de URL y de los habituales “.” y “/”.
  • Con matices, y desde el punto de vista SEO, cuanto más cortas mejor. Y debemos evitar también usar directorios innecesarios. Por ejemplo, en www.mitienda.com/tienda/productos/zapatillas-de-padel/ resulta obvio que los directorios tiendas y productos apotan poco valor y podemos (debemos) sacarlos de la URL.
  • Los tres puntos anteriores ganan importancia si pensamos que la URL aparecerá en el snippet del buscador.
  • El uso de subdominios, desde el punto de vista SEO, es más difícil de trabajar que todo el site en el mismo dominio
  • Etablece URL’s canónicas, tal y como de describe en el siguiente apartado

URL canónica

En ocasiones, por la programación de la página hay diversas URL’s que muestran el mismo contenido, especialmente si utilizas identificadores de sesión u otros parámetros o si la página está desarrollada mediante un CMS. Por ejemplo:

http://www.example.com/productos/mujeres/vestidos
http://www.example.com/productos?category=vestidos&color=verde&cruel=no
http://example.com/tienda/index.php?product_id=32&highlight=verde+vestido&cat_id=1&sessionid=123&affid=431
http://example.com/vestidos/cocktail?gclid=X20382
http://www.example.com/vestidos/vestidoverde.html

Para evitar problemas de contenido duplicado y para hacerle ver a Google cual de ellas es nuetra URL preferida (sobre la que queremos que caiga el peso del posicionamiento) podemos definir una URL canónica.

Si queremos que http://www.example.com/vestidos/vestidoverde.html sea nuestra URL canónica debemos incluir en el de las páginas no canónicas el siguiente código:

<link rel="canonical" href="http://www.example.com/vestidos/vestidoverde.html">

Definir una URL canónica es similar a una redirección 301, pero con dos diferencias muy importante: 1) Las URL’s canónicas solo tiene efecto a nivel de buscador, proporcionándole información, mientras que el usuario no nota ninguna diferencia ya que no se produce un cambio de URL. 2) Una URL canónica no puede configurarse para dos dominios diferentes, a diferencia de la redirección 301.

Desde mi punto de vista, una redirección 301 es más efectiva a la hora de hacer ver al buscador cual es nuetra URL preferida, aunque en ocasiones, por cuestiones de analítica web puede que no nos interese realizarla. En cualquier caso, se puede optar por los dos métodos a la vez, tanto una redirección como una URL canónica.

Es recomendable definir esta URL canónica en el sitemap y, en el caso de que la duplicidad de contenido venga provocada por parámetros de URL, configurarlo adicionalmente a través de Google Webmaster Tools, tay y como explicaba en este artículo.

Por último, la URL canónica no tiene por qué ser exactamente igual que aquellas URL’s que le queremos asociar. En un ejemplo facilitado por Google, la URL http://starwars.wikia.com/wiki/Nelvana_Limited específica su rel=”canonical” como: http://starwars.wikia.com/wiki/Nelvana. La diferencia entre ambas versiones es que una de ellas tiene un pequeño mensaje cerca de su cabecera.

Dominio Preferido

En lína con el apartado anterior, Google entiende que http://www.example.com y http://example.com son dos URL’s diferentes, con el riesgo de contenido duplicado. Debemos elegir cual es nuestra versión preferida, que es la que se mostrará a los usuarios y que es la que aparecerá en el buscador. Para ello debemos seguir varios puntos:

  • Configurarlo dentro de Google Webmaster Tools, dentro de la opción configuración del sitio.
  • Establecer un rediraccionamiento 301 de una versión a la otra, lo cual podemos hacer a través de .htaccess, PHP o ASP
  • Tener consistencia en los links internos y que todos ellos apunten a la misma versión

ALT de las Imágenes

Es recomendable utilizar el atributo ALT de las imágenes para incluir palabras clave, atendiendo a que deben ser relevantes por supuesto. Esto ayuda al posicionamiento de dicha palabra clave y además permite aparecer en el buscador de imágenes de Google. Además, será útil a nivel de usabilidad cuando no sea posible cargar la imagen.

Esto puede parecer demasiado quisquillos, pero es recomendable subir a nuestro site la imagen con un nombre de archivo similar a dicho ALT o, que al menos incluya una parte. Google rebusca en todos lados y si ve que el ALT es “cruceros en Grecia” pero el nombre de la imagen es “vacaciones-en-italia.jpg” puede sospechar cosas raras…

Como recomendación adicional al uso de imágenes, es conveniente crear un sitemap adicional de imágenes.

Por último, si tu página web no tiene ninguna imagen quizá deberías plantearte añadir al menos una.

Meta Description

Antiguamente la meta etiqueta para la descripción de una URL era un lugar muy importante para ubicar palabras clave, pero junto con la meta keyword han perdido su peso en este sentido. Siendo más exactos, han perdido todo su peso.

La meta description debe ser usada pensando en que sea un click to action, de tal modo que quien encuentre la página en el buscador decida entrar. En todo caso, es recomendable incluir una palabra clave principal ya que si coincide con el término buscado en Google por el usuario, dicho término aparecerá resaltado en negrita, haciendo nuestro snippet más vistoso.

Es recomendable que la descripción de cada página sea única y diferente a la del resto de páginas.

Links Internos

Los links internos son muy útiles desde el punto de vista de la usabilidad, pero además resultan interesantes desde el punto de vista SEO cuando queremos potenciar una URL a través de las URL’s con más autoridad de nuestro dominio. De este modo, nuestras URL’s más fuertes pueden pasar “jugo” a otras más débiles.

¿Cuando nos interesa hacer esto? Partamos primero de una premisa: Entre estar en la página 2 y estar en la página 58 del buscador no hay mucha diferencia. El grial está en la página 1. Por ello, podemos tratar de mejorar el posicionamiento de las URL’s posicionadas en las páginas 2 ó 3 a través de links internos de nuestras URL’s con mayor autoridad.

¿Cual es el número máximo de links internos que es recomendable tener? Buena pregunta. El número mágico se suele fijar en 100 por la recomendación realizada por Matt Cutts (máxima voz de Google en lo que a SEO se refiere) en uno de los artículos de su blog. Varios apuntes al respecto:

  • Es un recomendación técnica, basada en que Google únicamente indexa 100 kilobytes de información por página.
  • Por tanto, no hay riesgo de penalización por tener más de 100 links internos en una URL, pero si hay riesgo de que Google omita información de nuestra URL, con los problemas que ello puede ocasionar.
  • En las propias palabras del bueno de Matt, este límite depende de la autoridad de tu página (¡Siempre ha habido clases!), de tal modo que cuanto más autoridad tenga tu página, más interesado estará Google en ella y más esfuerzos hará en su rastreo e indexación.
  • Cuantos más links internos tenga una URL, menos peso tendrás cada uno de dichos links y, por lo tanto, menos “jugo” se está pasando, ya que en vez de repartirlo entre, por ejemplo, 3 páginas internas se está repartiendo entre 150.

¿Que anchor text utilizar? Google valora que los anchor text (el texto que propiamente sirve de enlace) sean representativos de lo que el usuario se va a encontrar al hacer click. Del mismo modo que es un elemento que le ayuda a entener cual es el contenido de la página enlazada, por lo que es un lugar ideal para ubicar palabras clave, siempre teniendo en cuenta la afirmación anterior y el no ser demasiado agresivos.

Links hacia Sites Externos

Aunque pueda parecer descabellado, hay estudios que incitan a pensar que añadir links hacia sites externos tiene su recompensa desde el punto de vista SEO. La idea es, para posicionar una palabra clave concreta, añadir uos pocos enlaces, al menos uno, hacia sites muy relevantes sobre la temática de dicha palabra clave. De tal modo que ayudamos al usuario a ampliar información lo cual será visto con buenos ojos por parte de Google.

Dentro de los links hacia sites externos cabe mencionar aquellos que no controlamos nosotros, como los que incluyen los usuarios del site cuando hacen comentarios en un blog. Usar como norma la etiqueta rel=”nofollow” le indica a Google dichos enlaces no deben seguirse, evitando donar parte de nuestra reputación a dichos sites. Hay que tener en cuenta que enlazar hacia sites que Google considera spam puede afectar negativamente a la reputación de nuestro propio site.

Otra forma de evitar este spam es mediante el establecimiento de captchas y la moderación de comentarios.

Encabezados

Los encebzados de una página (no confundir con <head>) son aquellos textos includos en las etiquetas que van de <h1> a <h6>. Ayudan a presentar la estructura de la página y modifican el estilo de los textos, dándole mayor visibilidad con lo que se ayuda a los usuarios a entender el contenido y la temática de la página. Por ello es uno de los lugares que Google tiene en cuenta a la hora de posicionar una página web por determinadas palabras clave.

Hay tres errores a evitar:

  • El uso excesivo de encabezados
  • Colocar texto en encabezados que no ayuda a mostrar la estructura de la página
  • Usar los encabezados simplemente para darle un formato determinado a un texto

Un ejemplo mostrado por Google como recomendación del uso de encabezados sería el siguiente, para una URL de una noticia concreta dentro de un site de cromos de beisbol

<body>
<h1>Los Cromos de beisbol de Brandom</h1>
<h2>Noticias - Un tesoro de cromos de beisbol encontrado en su establo</h2>

Botones Sociales

Añadir botones para compartir nuestras páginas en redes sociales no afecta directamente a nuestro posicionamiento SEO. Sin embargo sí que facilita la viralización del contenido y acabar obteniendo links externos hacia nuestro site, lo cual es tremendamente positivo ya que eso es uno de los pilares del SEO actual.

Un rastro de migas de pan (o breadrcumb) es la forma de mostrar al usuario la ruta de navegación que ha seguido, que se suele incluir en la parte superior de la página. Por ejemplo:

Inicio > Pádel > Palas de Pádel > Palas Dunlop > Dunlop Titan 2014

Los rastros de migas de pan ayudan al posicionamiento SEO desde el punto de vista que mejora la usabilidad, algo que Google valora, y desde el punto de vista de que son enlaces internos. Además, los rastros de migas de pan, si están bien configurados, y si Google quiere, pueden aparecer en los resultados de búsqueda

Adaptación a Multidispositivo

De cara a la indexación y a aparecer en los resultados de búsqueda para dispositivos móviles, hay una serie de consideraciones adcionales a tener en cuenta, las cuales podéis leer en mi artículo 5 preguntas para saber si tu web móvil está optimizada para SEO.

Robots.txt

Todo lo dicho anteriormente es aplicable para ayudar a posicionar nuestras páginas. Sin embargo puede pasar lo contrario, que queramos dejar una página concreta fuera del índice de Google (o de otros buscadores). También, de cara  a mejorar la indexación de nuestras páginas podemos informar a Google de que en qué partes o contenido de nuestro site no debe “perder el tiempo”, tal y como pueden ser los archivos de la administración del site, para que se centre en nuestro contenido importante.

Para ello debemos configurar el archivo robots.txt (el cual podemos crear simplemente con un editor de texto plano, como el propio Bloc de Notas de Windows) y subirlo a nuestro directorio raiz. En el caso de que tengamos subdominios debemos generar un robots.txt específico para cada subdominio y subirlo a su directorio correspondiente.

Un archivo robots.txt suele tener una forma como vemos a continuación y tiene la misión de orientar a los robots de los buscadores que se encargan de rastrear nuestro site.

User-agent: *
Crawl-delay: 60
Disallow: /cgi-bin/
Disallow: /wp-admin/
Disallow: /wp-includes/

Sitemap: http://ejemplo.es/sitemap.xml

User-agent indica para que tipos de robots es aplicable las reglas que se indican a continuación. Añadir un asterisco indica que se aplica a todos los robots, aunque podemos diferenciar por robot. El de Google se denomina Googlebot, pero hay muchos más como podéis ver en esta base de datos de robots.

Crawl-delay indica el tiempo en segundos que debe pasar desde cada acceso del robot, para evitar sobrecargas del servidor. También podemos añadir otras configuraciones sobre la forma en que pueden “visitarnos” los robots.

# Permitir el rastreo de robots de 1:00 AM a 9:00 AM (Sistema horario de Greenwich)
Visit-time: 0100-0900 
# Un documento cada 50 minutos 
Request-rate: 1/50m 
# Combinado: 1 docuento cada 20 minutos y entre la 1 y las 7 de la tarde 
Request-rate: 1/20m 1300-1900

El símbolo # es utilizado para indicar que son anotaciones únicamente para los programadores, generalmente para explicar la función de las líneas de código de cara a facilitar modificaciones posteriores.

Disallow indica que directorio o directorios de nuesto site no queremos que sea rastreado. Del mismo modo, podemos utilizar Allow para añadir excepciones sobre directorios bloqueados. Se muestra en términos relativos sobre el directorio raiz y podemos inclurir tanto directorios (/mi_carpeta_privada/) como archivos específicos (/mi-carpeta-privada/archivo1.html). También podemos referirnos a la totalidad de archivos de un tipo (/*.gif$), en este ejemplo con los archivos GIF.

Sitemap nos servirá para indicar la ruta de nuestro sitemap y favorecer que sea localizado por los robots.

¿Con todo esto es suficiente?

Para la mayoría de sites sí, será suficiente prestar atención a todo lo mencionado anteriormente para tener una optimización SEO On-page muy completa.

Aunque habrá casos especiales que tienen que ver con la posibilidad de definir los rel=author y rel=publisher; la oportunidad que suponer generar rich snippets, principalmente a través del marcado con schema.org, y que modifica lo que se muestra en los resultados de búsquedas; consideraciones adicionales para los sites en diversos idiomas o dirigidos a diversos paises incluso cuando tienen el mismo idioma; otras opciones de meta datos; cuestiones muy útiles para negocios locales, etc

Recomiendo en todo caso leer el artículo anterior Cómo sacarle partido a Google Webmaster Tools, el cual también es muy útil desde el punto de vista SEO.

Por último, no hay que olvidar que la optimización SEO On-page es solo la primera parte de una estrategia SEO. La batalla crucial vendrá más adelante, a la hora de conseguir links extenos. Pero eso ya es un capítulo aparte.

Espero que esta extensa guía os resulte útil a la hora de gestionar vuestro posicionamiento SEO On-page. Para cualquier duda u opinión de todo lo aquí expuesto recordar que un poquito más abajo hay una casilla de comentarios ;-)