Ayer asistí a una Masterclass organizada por ICEMD, 4 ponencias relacionadas con el Marketing Digital, a cual mejor. Pero en este caso me voy a quedar con la segunda de ellas por la relación con la temática de este blog. Dicha ponencia estuvo a cargo de Mamel Redondo, Socio Fundador de Ideonomía. y fue titulada “El valor de la participación”, título que como podéis ver he copiado para este post ya que varias de las cuestiones que él explico son las que voy a desgranar a continuación.

La participación es algo que, sin duda, se puede convertir en una fórmula de valor. Es uno de los principios del crowdsourcing: permitir, mejor dicho, encomendarse a la participación de una comunidad. En este sentido, citando a Dan Bricklin (co-creador de uno de los primeros programas de hoja de cálculo modernos, VisiCalc) podemos establecer tres tipos de participación:

1) Pagar para que alguien lo haga. De esto hay muchos ejemplos, pero podemos citar a Yahoo, cuando era un índice y no un buscador. Un grupo de editores recorrían la web indexando y clasificando todo el contenido de interés que encontraban. Es una solución, sin duda, pero presenta el problema de estar sesgado por el punto de vista o la mentalidad de dicho reducido grupo de editores, pudiendo ser poco representativo del interés real de la comunidad de ususarios de Yahoo.

2) Conseguir que lo hagan voluntariamente. A más de uno ya se la habrá pasado por la cabeza Wikipedia, tantas veces comentada en este blog. Abrir las puertas a toda la comunidad incrementa la velocidad con la que se realizan proyectos, genera una masa de seguidores que, en tanto que participantes, se sienten más cercanos y partícipes, valga la redundancia, pero además se enriquece gracias a la diversidad, algo que un reducido grupo de profsionales difícilmente tendrá.

Estos dos tipos de participación permiten enfrentar dos conceptos: Habilidad vs. Diversidad, en favor de la segunda se decantan todos aquellos proyectos de crowdsourcing que se ecomiendan a la multitud mediante un concurso en el que encontrar la solución a un problema. Ya mencioné un ejemplo que pone de manifiesto lo importante de la diversidad: El grupo de expertos químicos del departamento de I+D Colgate no eran capaces de encontrar la forma de inyectar fluor en la pasta dentrífica, convocó un concurso en el que el la personá que encontró la solución lo hizo aplicando principios de física elemental, tal y como comentaba dicha persona “realmente era muy simple y seguramente Colgate no lo pensó porque las personas que buscaban la solución no tenían conocimientos de física”. Diversidad 1 – Habilidad 0. Si te encomiendas a una multitud es más probable que des con la persona que tiene la solución para tu problema.

3) El tercer modo de participación es como efecto colateral de las acciones de las personas. Un ejemplo es Last.fm, que ya comenté en un anterior post. Donde las recomendaciones musicales que Lastfm te ofrece se basan en el estudio del comportamiento en reproducciones musicales de otros usuarios. Otro ejemplo, Google, y creo que no necesita mayor explicación.

Dichos los 3 modos de participación expresados por Dan Bricklin, ahora la pregunta es ¿pero como pueden participar los usuarios/clientes en una web/empresa? Todo aquel que sea asiduo a este blog tendrá seguro muchos ejemplos al respecto. Amazon es un ejemplo perfecto que recoge la gran cantidad de modos de participación que tenemos en un e-commerce y que, lo más importante, añaden valor al servicio de la tienda:

– Valoraciones de productos

– Reseñas de productos

– Tags/Etiquetas

– Fotos de usuarios de los productos (¿se verá tan bonito en persona el iPhone como en el anuncio?)

– Foros específicos para cada producto (Dicen que la batería dura poco, ¿es verdad?)

– Guías de compra (Voy a comprarme una cámara de fotos, ¿alguien me podría explicar qué cosas debo tener en cuenta para que no me timen?)

– Opciones de compra (Quiero comprarme una TFT de 19 pulgadas para el ordenador, pero estoy perdido entre tanta oferta, ¿alguien me ayuda?)

– Recomendaciones cruzadas. Según el histórico de compra de otros usuarios, Amazon tienen un algoritmo que te ofrece productos que pudieran interesarte según lo que vayas a comprar en este momento.

– Comentarios a las reseñas

– Utilidad de las reseñas. Estos dos últimos modos podrían definirise como participación sobre la participación, lo cual añade una capa de valor adicional, permite filtrar las reseñas por relevancia y da una mayor seguridad al comprador.

Todos estas opciones facilitan de manera tremenda la toma de decisiones al comprador en el momento en que está considerando la compra, aportando una gran cantidad de información y experiencias reales de usuarios. Y lo bonito de todo esto es que la propia tienda, Amazon, no tiene nada que ver, bueno, es la que con éxito implementa todas estas posibilidades en su tienda, a lo que me refiero es que todas estas opciones de participación son un servicio de la comunidad para la comunidad.