He incluido las palabras “Internet TV” en el título y en verdad no tengo claro si cuando se utilizan es para referirse a la televisión que permite conectarse a Internet o a la retransmisión a través de Internet de los contenidos emitidos en televisión. Supongo que cada marca lo utiliza a su antojo, es probable que Sony (por poner un ejemplo) nos venda el primer concepto mientras que Google haga lo segundo.

En verdad yo creo que ni uno ni otro. Las barreras se diluyen. Cada vez tiene menos lógica hablar de un dispositivo enfocado principalmente al disfrute de contenidos televisivos y otro enfocado a la conexión a Internet (y uso de programas y aplicaciones, por supuesto). Internet lleva mucho tiempo ofreciendo contenidos audiovisulaes, disponible en el momento y lugar que los espectadores quieran consumirlos y no sujetos a los mandatos de una parrilla televisiva.

La única razón de ser actual de la televisión es el directo, y aún así creo que tiene los días contados a nada que mejore el ancho de banda y se imponga definitivamente el streaming. Más convencido estoy de esto si tenemos en cuenta que la nueva generación de jóvenes son nativos digitales.

En este contexto las cadenas de televisión tratan de no quedarse en fuera de juego, integrando con mayor o menor acierto las redes sociales en sus estrategias y ofreciendo sus contenidos en sus webs oficiales o canales de Youtube. Yo me pregunto, ¿estas cadenas de televisión tradicionales tendrán sentido en un futuro? Personalmente creo que no, a menos que modifiquen su modelo de negocio. Una serie como The Office o The IT Crowd no necesita vender sus derechos a una cadena de televisión nacional, como La Sexta, para que esta posteriormente me ofrezca dichos contenidos. Gracias a Internet una serie como The Office tiene herramientas suficientes para no necesitar tal intermediario y ofrecerme sus capítulos de manera directa, cobrándome por dicho contenido, por supuesto, ya sea a través de una cuota económica o a través de exponerme a publicidad.

Que desaparezca el concepto de televisión, como tal, me parece un paso lógico. Las cadenas de televisión privada, los canales autonómicos, los canales parabólicos, el cable, la TDT… todos ellos han ido suponiendo una pequeña revolución ya que permitían al telespectador disponer de una oferta más amplia de contenidos audiovisuales y, en muchos casos, retransmitidos a diversos horarios para facilitar su consumo. Internet es el último paso (o penúltimo, que nunca se sabe), aquel mediante el cual el telespectador (aka internauta) tendrá acceso a toda la oferta de contenido disponible, en cualquier momento y en cualquier lugar.

 

¿Qué opinas?

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies de Google Analytics con el único objetivo de obtener datos estadísticos sobre la navegación de los usuarios. Puede ampliar información sobre las cookies, su uso en este sitio y el modo de desactivarlas pinchando en este enlace

ACEPTAR