“Mide, analiza y optimiza”, sin duda una ley de oro en el Marketing Online y, ¿cómo no?, en Twitter. Al menos si queremos sacarle el mayor partido de cara a conseguir nuestros objetivos. Lo que voy a proponer es un cuadro de mando básico, aunque evidentemente cada cuenta tiene sus peculiaridades en función de los objetivos que haya detrás de la misma.

A modo de columnas, estos serían los indicadores que recogería para cada tuit individual, que irían en las filas.

  • Fecha de publicación del tuit
  • Día de la semana: Nos permitirá analizar qué días obtenemos mejores resultados
  • Hora: Del mismo modo que el día de la semana, podremos analizar en qué horas obtenemos mejores resultados
  • Etiqueta: Se trata de clasificar los tuits por temática. Por ejemplo, podemos diferenciar entre “noticias”, “información corporativa”, “ofertas de productos”… Lo que se trata es de tener base para analizar que tipo de contenido nos funciona mejor en Twitter para utilizarlo en mayor medida o para publicarlo en el momento óptimo
  • Enlace – URL: Link mencionado en el tuit, si es que ponemos alguno
  • Enlace – Destino: Diferenciar entre si es un tuit externo (hacia un canal que no es nuestro) o interno, hacia nosotros. Podemos diferencia también, en el caso de los internos, si dirigimos a nuestra web, a Facebook, a alguna otra red social, a un blog, a un artículo de la tienda…
  • Enlace – Clicks: Volumen de clicks recibido por el enlace en cuestión
  • Enlace – Conversiones: El KPI estrella, las conversiones que han traido dichos clicks, ya sean nuevos registros, ventas o cualquiera que sea nuestro indicador de éxito en cuestión
  • Retuits
  • Respuestas al tuit
  • Favoritos: Número de personas que han marcado el tuit como favorito
  • Menciones: Número de menciones recibidas y, a ser posible, diferenciando entre si son positivas, negativas o neutras
  • Seguidores totales: Evidentemente este dato es una locura controlarlo tras cada tuit, lo ideal sería llevar un control diario para ver como evoluciona la cifra
  • Nuevos seguidores en el periodo de seguimiento en cuestión

Una vez con toda esta información llega el momento de agruparla y presentarla en informes para su análisis. Cuando las cuentas no tienen un volumen muy elevado de seguidores lo más cómodo es llevar este control en una hoja de cálculo, ya que además desde ahí podemos generar los informes de manera automática a nada que tengamos una cierta pericia con la herramienta.

Cuando la cuenta tiene un volumen de seguidores muy elevados, y tendrá por tanto también un volumen de interacciones muy alto (si no algo estamos haciendo mal), es inviable desarrollar este cuadro de mando de manera manual por lo que tendremos que recurrir a alguna herramienta o, posiblemente, combinación de varias de ellas. En todo caso cuenta la leyenda que Twitter iba a sacar su propia herramienta de análisis, aunque todavía la estamos esperando, desconozco si en los perfiles de empresa ya estará implementada.

En el caso de los links que publiquemos y que dirijan a nuestra web, ni que decir tiene que deberemos controlar como se comporta el tráfico proveniente de twitter y compararlo con el resto de fuentes de tráfico. En el caso de creerlo necesario (¡no hay tiempo para analizar todo!) también podemos estudiar como se comporta el tráfico proveniente de twitter según, por ejemplo, día de la semana, tipo de contenido publicado, etc.

¿Qué opinas?

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies de Google Analytics con el único objetivo de obtener datos estadísticos sobre la navegación de los usuarios. Puede ampliar información sobre las cookies, su uso en este sitio y el modo de desactivarlas pinchando en este enlace

ACEPTAR