¿Hay algún creativo en la sala? Tema polémico el de hoy. Crowdsourcing aplicado al diseño de la creatividad, ya sea un logo, una imagen corporativa, un tema para el blog corporativo, una tarjeta de visita… Diversas webs ofrecen este servicio a empresas, sirviendo de plataforma donde se coordina la acción. El funcionamiento es simple, la empresa hace una petición de algún aspecto creativo que necesita, fija un precio, los diseñadores suben sus propuestas y la empresa elige al ganador, el cual recibe el pago fijado.

Un ejemplo lo tenemos en la web crowdSPRING. Su cabecera deja bastante claro de qué va esto: “The world’s #1 marketplace for logos and graphic design. Get a design you love or your money back.”. El primer paso es que la empresa en cuestión haga una solicitud sobre qué quiere y fije un precio, puede fijar el que desee aunque la web establece un mínimo (por ejemplo para el diseño de un logo es de 200$) y cobra a la empresa un fee más algunos variables según las opciones elegidas.

El segundo paso es que la comunidad suba sus propuestas. Como ejemplo, y según datos de la web, la participación para un concurso de logos es de 110 propuestas diferentes. El tercer paso es que la empresa elija al ganador, pero ahí no acaba el proceso y el diseñador en este momento sigue sin oler un duro. En este momento la empresa empieza a trabajar con el diseñador ganador de cara a perfeccionar su diseño y adaptarlo en mayor medida a lo que la empresa busca: “Work with a designer to perfect your favorite – they’re not paid until you say so. You’ll love your design or your money back.” Puede darse, además, el caso de que tras todo esto la empresa no esté totalmente contenta con el resultado, por lo que se le da el derecho de cancelar el concurso y no pagar por el diseño, eso sí, hay una parte del fee a crowdSPRING que será cobrado ineludiblemente.

¿Es una forma genial de aprovechar el talento de la multitud o es un abuso por parte de la empresa? Me decanto por lo segundo y más viendo que normalmente dichos diseños están pagados a un bajo precio. Sirva de ejemplo, 99designs, otra web que sirve de plataforma para que las empresas hagan crowdsourcing aplicado al diseño creativo , en este caso muy enfocada al diseño de logos. Según datos de TechCrunch, en los últimos 3 años se han generado 6.5 millones de logos en 99designs, por los que se ha pagado un total de 20 millones de dólares, lo que supone un promedio de 3$ por logo. Además disponen de una selección de logos prefabricados que, por 99$, te lo personalizan con el nombre de tu empresa en 24 horas.

Entiendo que para una PYME es una excelente solución, es económico, puede elegir el resultado entre una variedad y puede echarse atrás si no le convence. Entiendo igualmente que un creativo participe en sus ratos libres, por afición, para ganar un dinero extra o para aumentar su portafolio. Entiendo que incluso para alguien que está empezando en el mundo de la creatividad sea una forma de hacer sus primeros trabajos. Pero en mi opinión este tipo de acciones desvirtúan la profesión. Añado que no soy creativo ni nada por el estilo, para quien piense que esta opinión está basada en intereses personales. Eso sí, lo que ni de lejos entendería es que una empresa con recursos acudiera a este tipo de concursos, me parecería un parche, una falta de perspectiva a largo plazo y una muestra de que se le resta importancia a tener una imagen de marca perfectamente construida.

¿Qué opinais? ¿Tienen este tipo de acciones mayores bondades de las que yo le estoy viendo? ¿O realmente son un abuso por parte de las empresas?

¿Qué opinas?

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies de Google Analytics con el único objetivo de obtener datos estadísticos sobre la navegación de los usuarios. Puede ampliar información sobre las cookies, su uso en este sitio y el modo de desactivarlas pinchando en este enlace

ACEPTAR