Más allá de compartir nuestro contenido en nuestras redes sociales, prestar atención a su optimización SEO y pagar por su promoción, hay otros medios para promocionar nuestros contenidos. En las próximas líneas aportaré algunas estrategias que considero útiles a la hora de promocionar y conseguir links hacia los contenidos que creamos.

1. Adapta el contenido a otras plataformas sociales

No se trata simplemente de publicar el contenido en nuestras redes sociales. De lo que se trata es de adaptar dicho contenido a otras plataformas con las que esperamos obtener links (muy probablmente nofollow, todo sea dicho) y visibilidad de marca (lo cual desde luego no es despreciable).

Se trata, por ejemplo, de que si hemos realizado un artículo en nuestro blog explicando el funcionamiento de una herramienta, que creemos una presentación en Slideshare o un vídeo de YouTube con dicho contenido, optimizando por supuesto de cara al SEO dentro de las posibilidades que da cada plataforma.

Este método es más efectivo cuanto más se centre el título del contenido en palabras clave long-tail, dado que lo que se busca precisamente es aprovecharse del buen posicionamiento orgánico que tiene el contenido en ciertas plataformas sociales, al ser dominios con mucha autoridad. Además, al adaptar el contenido a una plataforma concreta, estamos favoreciendo que el usuario de la misma lo comparta o interactúe.

2. Espía a la competencia

Analiza de donde obtiene tu competencia sus links e intenta sacar tajada tú también. Esos links pueden venir por estrecha relación entre tu competencia y el medio, pero también pueden ser links desinteresados y basados en el interés por el tipo de contenido.

Prioriza aquellos sites con mayor afinidad hacia tu marca o con mayor autoridad (ya que sus links tendrán más peso de cara a SEO), siempre teniendo en cuenta tus posibilidades, y diseña una estrategia para hacerte notar entre dichos medios donde tu competencia ya lo hace.

3. Monitoriza preguntas en Twitter

Twitter da la opción de realizar búsquedas avanzadas de tuits en los que se incluyen ciertas palabras clave, segmentando por idioma y por abanico de fechas de publicación y, lo más importante, que incluyan alguna pregunta.

De tal modo que podamos localizar tuits a los que dar respuesta enlazando nuestro contenido o, simplemente, establecer relación con otros tuiteros cuando la respuesta sea breve. Es importante que no olvidemos segmentar por fecha, ya que será menos efectivo si damos respuesta a una pregunta que se realizó hace 3 semanas.

Pongamos un ejemplo. Realizando las búsqueda de tuits en español que incluyan el término “Google Analytics” y que sean una pregunta, aparecen tuits de este estilo:

  • Google Analytics me propone pasarme a Universal Analytics ¿Qué dicen los especialistas? ¿Le doy OK al “upgrade”?
  • Según Google Analytics mis seguidores no me visitan ¿lo tendré mal configurado o los contenidos no despiertan interés?
  • Por qué Google Analytics a veces me da una cifra de visitas de un día y al rato, cuando vuelvo a entrar, la cifra ha cambiado? #fb

Por lo que tenemos localizadas a una serie de personas que tienen unas dudas muy concretas y que será difícil que consideren spam el hecho de que les facilites un enlace a un artículo de tu blog con la respuesta. E incluso como agradecimiento lo mismo te llevas un RT ;-)

Algo que muchos estaréis pensando es que no siempre que se hace una pregunta en Twitter es porque se está buscado una respuesta, sino simplemente llamar la atención al más puro estilo teletienda. Es decir, que para la búsqueda avanzada anteriormente mencionada también podremos encontrar tuits del estilo “¿Te pierdes entre tantas opciones de #GoogleAnalytics? Consulta nuestra guía para principiantes www.enlace.com“. Esto simplemente nos hará “un poco” más pesado buscar usuarios ávidos de respuestas. Y pongo “un poco” entre comillas porque los tuits que incluyen signos de interrogación son la mayoría.

Una última consideración en este apartado. Ojo con aprovechar para dar respuesta con contenido promocional. Aquí la cosa cambia. Si alguien pregunta por qué tipo de zapatillas elegir para salir a correr, está bien darle respuesta con un artículo sobre los tipos de zapatillas que existen (lo de supinador, pronador y todo eso). Sin embargo estará un poco feo enlazarle a la ficha de tus zapatillas de oferta. Buen intento, pero no.

4. Pon marcas de agua o autoría a tus imágenes

Si nos “curramos” un gráfico, una fotografía o cualquier elemento gráfico para ilustrar y apoyar el contenido de un artículo, es muy recomendable dejar constancia de nuestra autoría, bien con una marca de agua o bien con un texto al pie con la dirección de nuestro site. Puede pasar que dicho elemento gráfico acabe teniendo más repercusión que el propio artículo al que ilustra por lo que sería una pena quedara como un “anónimo” circulando por la red.

5. Infografía todo lo que puedas (y más)

Las infografías son un tipo de contenido que funciona muy bien desde el punto de vista de que otros medios enlacen y publiquen el contenido y de que, así mismo, se comparta en redes sociales. Es algo muy visual y proporciona píldoras rápidas de conocimiento. Sin embargo, tiene el inconveniente de que no siempre tenemos los conocmientos o recursos necesarios para diseñar una infografía.

6. Ponte en contacto con medios de comunicación online

Algo así como las notas de prensa de toda la vida. Hay medios de comunicación que, de cara a mantener un determinado ritmo de publicación, están muy receptivos a aprovechar contenido de otros sites, dándoles una visión personal o complementándolos, y no tienen problemas en añadir un enlace a la fuente (aunque por lo general será un link nofollow). Podemos incluso tratar de tener una relación más estrecha que una mención puntual.

Si bien, esto no siempre es fácil y hay medios que no hacen caso de tu contenido (salvo que sea realmente excepcional) si no has pasado antes por caja en algunos de sus formatos publicitarios.

7. No te olvides de los links internos

Una de las formas más sencillas para promocionar nuestro contenido lo tenemos en nuestra propia casa. Siempre sin abusar, es recomendable poner enlaces dentro de nuestros artículos hacía otros que hayamos publicado anteriormente (aprovechando algún nexo de unión o mencionando algo que en el artículo anterior se dijo). También es recomendable finalizar los artículos con enlaces a contenido relacionados.

¿Que opináis de todos estos consejos? ¿Estáis de acuerdo con todos ellos? ¿Creeis que me he dejado fuera alguno más importante?

¿Qué opinas?

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies de Google Analytics con el único objetivo de obtener datos estadísticos sobre la navegación de los usuarios. Puede ampliar información sobre las cookies, su uso en este sitio y el modo de desactivarlas pinchando en este enlace

ACEPTAR