Al realizar un rediseño de un site corremos el riesgo de incurrir en errores que afecten negativamente al posicionamiento SEO que tenemos ganado hasta la fecha, lo cual obviamente puede tener consecuencias muy negativas en los resultados de nuestro site. A continuación enumero 12 recomendaciones que considero importantes para mimar el SEO durante un rediseño web.

1. Evalúa tu estrategia SEO actual

El momento de rediseñar un site es el momento ideal para hacer análisis de la situación actual a nivel SEO, evaluando las fortalezas y las debilidades, tratando de detectar nuevas oportunidades y planteando riesgos que se está dispuesto a asumir, de cara no ya solo a mantener el posicionamiento SEO adquirido sino a mejorarlo. Y cuando hablo de mejorarlo no me refiero únicamente a incrementar las visitas, sino a incrementer las visitas de calidad.

Llegado el momento de remangarse para darle un lavado de cara a un site, es una buena oportunidad para realizar una auditoría SEO y corregir en el nuevo diseño todos aquellos errores a nivel SEO on-page que tenemos en el site.

2. Modifica con cabeza el contenido

Pensando en mejorar el site, una de las acciones habituales es darle una vuelta al contenido, mejorando los textos, los títulos, etc. Si no tenemos cuidado podemos estar tirando por tierra el posicionamiento que tengamos para ciertas palabras clave.

Elementos como los títulos de página, los encabezados o las negritas son lugares que habitualmente le dan peso a las palabras clave. Cambiar por completo todo ello puede tener consecuencias desastrosas si tenemos un cierto posicionamiento ganado.Si el robot de Google visita una sección y ve que el contenido es muy diferente al que él tenía registrado es probable que se quede un poco “desconcertado”.

Por ello es recomendable analizar qué palabras clave están trayendo tráfico al site para tratar con mimo las mismas. Es cierto que el (not provided) ha hecho mucho daño en este aspecto, aunque en Cómo medir correctamente el tráfico orgánico con Google Analytics daba algunos consejos para solucionarlo.

En el lado contrario, durante el rediseño del site debe ser obligatorio que todas aquellas páginas que actualmente tienen escaso contenido reciban una inyección del mismo. Una buena cifra es tener al menos unas 60 palabras por URL.

3. Mucho cuidado con los cambios de URL

Este es el apartado crítico durante el rediseño. Un nuevo diseño es muy probable que lleve aparejado una reestructuración del contenido del site y que ello acabe desembocando en nuevas URL’s. Si cambiamos una URL estamos eliminando la anterior y con ello todo el cariño que Google le había cogido a la misma, con las consecuencias nefastas que ello supone desde el punto de vista SEO.

Lo ideal es mantener las mismas URL’s. Si esto no fuera posible hay que realizar redirecciones 301 de las antiguas URL’s a las nuevas. En el caso de nuevas URL’s que agrupen el contenido que antes estaba presente en varias secciones diferentes, cada una de las antiguas URL’s debe redirigir a la nueva.

Insisto: Este es el apartado clave durante un rediseño web.

4. No pierdas los links externos

En linea con el apartado anterior, debemos sacar un listado de todos aquellos links que apuntan hacia nuestro site y comprobar que estamos haciendo redirecciones 301 hacia las nuevas URL’s

5. Valida los links internos

Los links internos son muy importantes desde el punto de vista de la usabilidad y ayudan a que los robots rastreen nuestro sitio. Durante un rediseño en el que hay cambio de URL’s es recomendable utilizar un validador de enlaces que compruebe que no hemos dejado links rotos durante el proceso.

No es recomendable pasar de un site rico en enlaces internos a otro muy pobre en este ámbito

6. Los cambios, si pueden ser poco a poco mejor

Los cambios radicales en un site pueden hacer desconfiar a Google. Por ello es recomendable que se vayan haciendo poco a poco los cambios en los textos, títulos de página, cabeceras, etiquetado de imágenes, etc. Aunque obviamente esto no siempre es posible.

7. Prioriza las secciones con más peso

Cuando se trata de sites con muchísimo volumen de páginas, puede resultar complicado por tiempo y recursos prestar atención a la totalidad del site. Por ello es recomendable tener claro cuales son nuestras páginas más importantes para darles el mimo que se merecen.

Para valorar la importancia de las mismas debemos tener en cuenta factores como la autoridad de la misma a nivel SEO, la cantidad y calidad de links externos, el volumen de tráfico orgánico que reciben y el peso estratégico dentro de los objetivos del site.

8. No te olvides de cambiar robots.txt y sitemap

Los cambios que hagamos en el site pueden desembocar también en la necesidad de modificar los archivos robots.txt y sitemap. Muy importante no olvidarse de ello y, en el caso del sitemap, añadirlo a Google Webmaster Tools.

9. No te olvides de la página de error 404

Al rediseñar el site existe el riesgo de que mostremos más de lo deseado la página de error 404. No debemos olvidar por tanto dedicar recursos a diseñar una página de error 404 que evite perder a usuarios y sea capaz de orientarles hacia el contenido que está buscando. Hay varias herramientas, como por ejemplo Moz, con la que podemos analizar los errores 404.

10. Configura los nuevos parámetros de URL

El rediseño del site puede llevar aparajedo que aparezcan nuevos parámetros de URL o que el funcionamiento de los mismos sea diferente, especialmente si cambiamos de CMS. Debemos prestar mucha atención a este apartado para evitar problemas de contenido duplicado, tal y como explicaba en Cómo sacarle partido a Google Webmaster Tools.

11. Mantén al robot de Google alejado durante el rediseño

Debemos evitar que Google rastree el lugar en el que se está desarrollando el nuevo site antes de que sea exportado al site original, algo que podemos conseguir incluyendo una contraseña en la zona de desarrollo e incluyéndolo como disallow en el archivo robots.txt. En el caso de rediseño in-situ, conviene hacerlo con rapidez para evitar que Google indexe versiones no defnitivas de la misma.

12. Tras el rediseño, mantente muy pendiente de la Analítica Web

Nunca conviene perder de vista la Analítica Web, si bien tras un rediseño es especialmente importante que estemos pendiente de la evolución del site, para comprobar que todo esté en orden (y poder dormir tranquilos) o para detectar posibles errores y ponerles solución.

En cualquier caso, es habitual tras un rediseño que haya variaciones en el volumen de tráfico orgánico. De hecho, no es extraño que si hemos cometido errores SEO al rediseñar el site, durante las fechas siguientes a que Google reindexe el nuevo contenido veamos un incremento del tráfico orgánico para que esté después, y para nuestra desesperación, empiece a caer en picado.

Y hasta aquí mis recomendaciones para rediseñar un site sin afectar negativamente al SEO. ¿Añadiríais algún consejo más o hay alguna de las recomendaciones que he dado con la que no estáis de acuerdo?

¿Qué opinas?

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies de Google Analytics con el único objetivo de obtener datos estadísticos sobre la navegación de los usuarios. Puede ampliar información sobre las cookies, su uso en este sitio y el modo de desactivarlas pinchando en este enlace

ACEPTAR