No descubro la pólvora al afirmar que el Marketing de Contenidos ha ido ganando popularidad en los últimos años. Pero empecemos por el principio. ¿Qué es el Marketing de Contenidos?.

El marketing de contenidos forma parte del inbound marketing y es el arte de entender exactamente qué necesitan saber tus clientes y entregárselo de forma pertinente y convincente. En otras palabras, consiste en crear y distribuir contenido relevante para clientes y potenciales clientes con el objetivo de atraerlos hacia la empresa y conectar con ellos. No es, por tanto, contenido promocional sino útil y relevante para los usuarios y para la empresa que ha de ser aportado mediante formatos adecuados

Wikipedia

¿Por qué es útil el Marketing de Contenidos?

Los beneficios de apostar por el Marketing de Contenidos son numerosos, aunque hay uno que simplemente con él es suficiente para entender la importancia que debe tener en la estrategia de una empresa: El Marketing de Contenidos es fundamental para una estrategia SEO consistente, al menos con las reglas existentes hoy en día, en que Google tiene el monopolio de las búsquedas (En España por encima del 95%).

Además de la propia optimización del código de la página, Google tiene muy en cuenta dos factores más a la hora de posicionar un site en su buscador:

  1. Que sea un site dinámico: Googlebot (el robot de Google encargado de rastrear e indexar sites) nos hará más caso, y le caeremos mejor, si cada vez que viene a visitarnos tenemos contenido fresco que ofrecerle. En cierto sentido, Googlebot es como ese adolescente enamorado de la moda juvenil, que visita con más frecuencia aquellas tiendas de moda que tardan menos tiempo en ir trayendo productos nuevos.
  2. Que tenga enlaces externos, primando la calidad pero siendo también importante la cantidad. Apostar por el Marketing de Contenidos, con un blog integrado en nuestro site, por ejemplo, favorecerá el conseguir enlaces externos teniendo contenido que pueda resultar interesante a otros sites, de tal modo que nos enlacen.

Entendiendo cómo nos ayuda el Marketing de Contenidos a nuestra estrategia SEO podemos sacar el primer aprendizaje: No se trata de generar contenido por generar. Si el contenido no es de calidad o no resulta interesante, difícilmente nos aportará beneficios y únicamente será una forma de perder tiempo y dinero.

Marketing de Contenidos

Además del SEO, hay otros beneficios a tener en cuenta, entre los que podemos destacar:

  • Los enlaces externos que podamos conseguir no solo nos ayudarán a nivel SEO, sino que además serán otra fuente de tráfico más
  • Mejoramos la imagen de la empresa, ya sea por dar una imagen altruista (al compartir de manera desinteresada información util para parte de la sociedad), una imagen dinámica o una imagen de expertos en nuestra materia. En general, transmitimos confianza, y sin confianza difícilmente conseguiremos ventas.
  • Fideliza al cliente, al darle un motivo para volver a nuestro site en busca de nuevo contenido
  • Alimenta nuestras redes sociales
  • Llegamos al cliente o potencial cliente de una manera no intrusiva (aunque con matices, ya que podemos optar por promocionar parte de nuestro contenido) y con un mensaje no comercial.
  • Da resultados a corto plazo y se mantiene útil en el largo plazo, ya que dicho contenido no se “destruye” y puede ser consumido en un futuro, sin que por ello tenga que suponernos un gasto adicional. Con lo cual es una estrategia que favorece que la rentabilidad de la misma tienda a ir creciendo con el paso del tiempo, al menos durante un tiempo.

Pasos para desarrollar una estrategia de Marketing de Contenidos

1. Establecer los objetivos: ¿Qué queremos conseguir o cómo se encuadra dentro de la estrategia global y digital de nuestra empresa? Y es que sin objetivos no hay estrategia que valga.

2. Determinar nuestro público objetivo. Si no sabemos a quien queremos llegar estaremos matando moscas a cañonazos

3. Diseñar una política editorial: ¿Qué tipos de contenido vamos a publicar? ¿Cual va a ser el tono del lenguaje? ¿Qué imagen esperamos transmitir?

4. Definir mecánicas para encontrar la “inspiración” para el contenido. ¿De dónde nos vamos a nutrir? ¿Cómo vamos a elegir los temas concretos? ¿Estamos preparados para generar contenido rápidamente sobre tendencias o novedades?

5. Planificar las fechas de publicación del contenido: ¿Con qué frecuencia vamos a publicar? ¿Cómo vamos a ir alternando los contenidos para no ser repetitivos? ¿Hay fechas concretas en que nos interesa tener preparado un tipo de contenido? ¿Va a apoyar otras acciones de Marketing?

6. Crear el contenido, apostando por la calidad, entendiendo a nuestro público objetivo y adaptándolo al medio que consideramos más adecuado para su publicación. Normalmente cuando se habla de Marketing de Contenidos lo primero que viene a la mente es publicar artículos en un blog corporativo, pero hay mucho más como tutoriales, vídeos, podcasts, infografías, apps, widgets, imágenes, etc, que si bien pueden verse reflejados en un blog corporativo o en una sección de nuestro site, también pueden ser enfocados a su publicación en otros medios que no necesariamente tienen por qué ser propios. Además, debemos tener claro quien va a crear dicho contenido: ¿personas de nuestra organización y/o vamos a subcontratarlo?

7. Viralizar el contenido. No me gusta utilizar el término viralizar, ya que es un término que por manido ha quedado vacío. El caso es que dicho contenido no basta con ser creado sino que hay que moverlo. Nuestras redes sociales posiblemente serán nuestro punto de partida pero podemos, y debemos, ir mucho más alla. E, incluso, podemos optar por invertir dinero en promocionar dicho contenido.

8. Crear mecanismos para retener el potencial cliente o encaminarle a nuestros objetivos. Si hemos consegouido captar la atención de nuestro potencial cliente, llega el momento de establecer mecanismos para retenerle (consiguiendo su e-mail o que nos siga en redes sociales, por ejemplo) o para encaminarle al objetivo por el que buscamos atraer tráfico hacia nuestro cotenido.

9. Interactuar con dicho contenido. Si hemos conseguido generar contenido relevante, eso va a generar conversaciones tanto en nuestros medios propios como en los externos (por ejemplo, en redes sociales), en las que habitualmente nos interesa participar y alargar la conversación.

10. Medir y analizar: Monitorizar, analizar los resultados, evaluar la rentabilidad y sacar conclusiones para optimizar nuestra estrategia

11. Analiza a tu competencia: ¿Qué hacen ellos? ¿Cómo lo hacen? ¿Qué parece que les funciona bien? ¿Son mejores que nosotros? ¿Qué resultados parece que les está dando? Nunca viene de más mirarse en el espejo ajeno.

En próximos artículos iré extendiéndome sobre cada paso, por lo que si quieres estar atento de las novedades del blog puedes seguirme en Twitter. En cualquier caso de momento me gusaría preguntaros si estáis de acuerdo, si os saltaríais algún paso o si añadiríais alguno más.

¿Qué opinas?

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies de Google Analytics con el único objetivo de obtener datos estadísticos sobre la navegación de los usuarios. Puede ampliar información sobre las cookies, su uso en este sitio y el modo de desactivarlas pinchando en este enlace

ACEPTAR